NaanDanJain Ibérica, SLU, está plenamente comprometida con el cumplimiento de los principios éticos recogidos en nuestro Código de Conducta, así como con toda la legislación y regulación vigente en las relaciones con nuestros grupos de interés, y en todas las actividades que desarrollamos.

La empresa dispone de un Código de Conducta, que está a disposición de cualquier persona que lo solicite al Comité de Compliance Penal de NaanDanJain Ibérica SLU. Este Código de Conducta recoge los valores, compromisos y responsabilidades éticas asumidos por todos los que forman parte de nuestra estructura empresarial.

Igualmente, NaanDanJain cuenta con un modelo de prevención de delitos, también denominado Compliance Penal, que da cumplimiento a la normativa aplicable a la empresa en materia de responsabilidad penal de la persona jurídica.

Es precisamente en el marco de nuestro Compliance Penal que NaanDanJain dispone de un canal ético que permite comunicar a través de un formulario sencillo, de forma segura y confidencial, las conductas irregulares, poco apropiadas, así como cualquier incumplimiento normativo que pudiera producirse en el desarrollo de la actividad de la empresa.

El canal ético está gestionado por un Órgano de Cumplimiento con poderes autónomos de iniciativa y control en materia de cumplimiento normativo, lo que garantiza la seguridad y confidencialidad de la información comunicada.

Las comunicaciones podrán ser anónimas y no anónimas y contener cualquier duda o consulta en materia ética y de cumplimiento normativo. Todas serán recibidas y analizadas de forma diligente, rigurosa y confidencial y tratadas de acuerdo con el protocolo establecido al efecto, basado en las mejores prácticas, con el objeto de darles respuesta y un tratamiento ordenado. Puedes consultar aquí la Norma de Funcionamiento del Canal Ético.

Si Ud. desea realizar una consulta en materia de ética y/o comunicar un incumplimiento normativo al Órgano de Cumplimiento de Ibérica SLU en materia de ética, por favor pinche este botón.

ACCESO AL CANAL ÉTICO