Manuel Borja es el gerente de la Cooperativa Galán de Membrilla (Ciudad Real), con una trayectoria de más de 60 años y que mantiene una relación con NaanDanJain Ibérica que se acerca a la década. Asegura que lo que más valora de nuestra firma es su cercanía, la calidad y el compromiso.

El cliente

¿Cuándo nace la Cooperativa Galán de Membrilla?

Como cooperativa vamos a cumplir 10 años desde la fusión oficial, pero trabajando con los productores de manera conjunta más de 60 años.

¿Qué servicios ofrece a sus asociados?

Fundamentalmente la comercialización de sus productos, pero también diseñamos y ejecutamos actividades paralelas con las que intentamos ofrecer un servicio integral que, finalmente, produzca una confianza generadora de calidad.

Su mercado

¿Cuál es el perfil de su cliente, qué tipo de productos suele cultivar?

Lo mayoritario son agricultores con cultivos de viña, para vino, aunque también comercializamos en menor medida cereales y frutos secos. Y en los últimos años se están incorporando la aceituna, los frutos secos, y obviamente en temporada de verano el melón y la sandía tiene un peso específico importante.

¿Qué seña de identidad define a la Cooperativa Galán de Membrilla?

Lo que hacemos siempre es apostar por productos de calidad. Como cooperativa no obtenemos unos márgenes comparables a los del sector privado y eso nos permite ser altamente competitivos con una relación muy positiva con el socio, al que le ofrecemos mucha garantía y una relación más dinámica que la convencional cliente-proveedor. Eso facilita las cosas.

Su relación con NaanDanJain Ibérica

¿Cómo es la relación con NaanDanJain Ibérica?

Bastante estrecha. Comenzamos aproximadamente en 2010 y tenemos una relación creciente en la que estamos apostando claramente por ellos. Los socios cada vez más conocen la marca y, de hecho, son ellos los que la piden, la experiencia que tienen es muy favorable.

¿Cuáles son los productos más demandados?

Ahora está de moda la cinta, es el producto estrella, sobre todo para hortícolas como el melón y la sandía. También podemos hablar de tuberías de riego para viña tradicional, y ahora estamos en un proyecto con los socios para orientarles para mejorar la eficiencia en cuanto a la filtración.

¿Qué les aporta NaanDanJain Ibérica?

En Cooperativa Galán de Membrilla tenemos una premisa importante: la relación cliente- proveedor debe ser siempre muy buena y con confianza. Y eso existe con NaanDanJain Ibérica. Hay un compromiso muy fuerte de cara a la resolución de incidencias que puedan surgir.

¿Por qué recomendaría NaanDanJain Ibérica?

A veces hay detalles que marcan diferencias y con NDJI hay algo significativo. Anualmente se están haciendo unas charlas formativas de cara a los socios. Eso es un punto a favor porque el socio comprueba la cercanía con el proveedor, al que escucha de primera mano las ventajas que tienen los productos y eso conlleva una vinculación obviamente mayor.