Icono Riego por goteo

Aplicaciones

Cebolla

cultivo de la cebolla

El cultivo de cebolla

Riego por goteo y aspersión para cultivos de cebolla.

En el riego por goteo, definimos una alta uniformidad, muy importante en los primeros estadios del cultivo, con un considerable ahorro de agua y fertilizantes, que dependiendo de la región, puede abarcar desde los primeros momentos en la estabilización y crecimiento del cultivo, o utilizarse solamente en el establecimiento del  mismo, para pasar al riego por aspersión en una segunda fase.

En el caso de riego por aspersión, se caracteriza por una cobertura total y una gran uniformidad. Nuestros aspersores también brindan una baja tasa de precipitación de agua así como un bajo impacto de la misma sobre el terreno. De ésta manera conseguimos obtener una solución integral de riego y la fertilización durante el período de crecimiento.

Nuestra propuesta contempla son dos sistemas principales de aspersión para el riego óptimo de la cebolla: IrriStand y Amirit, y nuestras tuberías con goteros de régimen turbulento Tal Drip y Turbo Excel.

Aunque puedes ver nuestra gama completa de riego por microaspersión pinchando sobre el enlace: Sistemas de microaspersión y Sistemas de riego por goteo.

Condiciones de crecimiento para el cultivo de la cebolla

  • Las variedades se dividen de acuerdo a la longitud del día necesaria para el desarrollo del bulbo:
    • Variedades de día corto: 11–12 horas
    • Variedades de día intermedio: 12–14 horas
    • Variedades de día largo: 14 horas o más
  • Los rendimientos más comunes son:
    • Variedades de día corto: 60–70 ton/ha
    • Variedades de día intermedio: 80–100 ton/ha
    • Variedades de día largo: 120–140 ton/ha
  • El rango óptimo de temperaturas del día es 15 – 25 ºC.
  • Las cebollas prefieren suelos livianos y bien drenados. Los suelos compactados pueden afectar el desarrollo del bulbo y provocar una reducción de los rendimientos.
  • El pH óptimo del suelo es 6 – 7.

Sembrado y preparación del campo para el perfecto cultivo de la cebolla

  • La cebolla puede ser sembrada en un vivero y luego transplantada o sembrada directamente en el campo
  • La siembra se realiza normalmente en lechos elevados de 1,5 – 2 m de ancho.
  • Las semillas son sembradas en filas dobles, con 4 a 6 filas por lecho.
  • De un total de 800 – 900 mil semillas sembradas por hectárea crecerán 700–800 mil plantas (germinación: 90 – 95%)

Fertilización de la cebolla

La cebolla reacciona fuertemente a la fertilización. Se recomienda aplicar de 20 a 30 m3 de abono por hectárea durante la preparación del campo. Además, se recomienda efectuar un análisis de suelos en los 20 cm superiores y complementar con los nutrientes necesarios para llegar a los valores mínimos necesarios. El resto de los fertilizantes debe ser aplicado por medio de la fertigación.

*Nota: Ver PDF para descargar información completa.

Si desea obtener más información descargue la ficha técnica

Comparte esta aplicación en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Productos relacionados con esta aplicación