Icono Riego por goteo

Aplicaciones

Algodón

cultivo de algodón

El cultivo de Algodón

El cultivo de algodón doméstico tiene un origen e historia únicos. Los ancestros silvestres de las modernas especies de algodón fueron vides perennes de diversas áreas geográficas, incluyendo a África, Arabia, Australia y Mesoamérica (México y Centroamérica). Se desarrollaron cinco especies de algodón cultivado: Egipcio, Sea Island, Pima americano, Asiático y Upland.

El algodón silvestre es una planta tropical perenne con un hábito de fructificación indeterminado, lo que significa que sigue produciendo follaje nuevo incluso después de que comienza a crear semillas, y puede incluso crecer hasta una gran altura bajo condiciones de crecimiento incontrolado.

A pesar de su intrínseco hábito de crecimiento perenne, el algodón es tratado como una planta de cultivo anual. El crecimiento vegetativo continuo con posterioridad a la floración desvía la energía de la planta, de la producción de capullos y semillas, promoviendo la podredumbre de las cápsulas y dificultando la cosecha del algodón. Los rendimientos potenciales varían de acuerdo a las distintas variedades y al clima, no obstante, con un manejo adecuado del riego los rendimientos en Israel alcanzan las 6-7 ton/ha (capullos y semillas) y 2-2,5 ton/ha (fibra). Se puede aplicar al algodón reguladores del crecimiento, tales como el cloruro de mepiquato para retrasar la elongación de los internodos, especialmente en el algodón que ha sido fertilizado y regado en
forma adecuada.

Métodos de riego habituales para el cultivo de Algodón

Este tipo de cultivos suele hacerse mediante alguno de los siguientes métodos de riego: Riego por goteo, riego por surcos y riego mediante aspersión. Siendo de éstos tres métodos los dos más eficientes el riego por goteo y el riego por aspersión.

Generalidades del sistema de riego por goteo para el cultivo de algodón

El concepto de área húmeda limitada bajo el sistema de riego por goteo le deja a la planta de algodón un volumen menor de suelo para absorber los minerales necesarios. En consecuencia resulta esencial realizar una aplicación continua de fertilizantes en forma directa al volumen húmedo por medio de los goteros (fertigación). La principal ventaja del sistema por goteo es el ahorro de agua y el consiguiente incremento de los rendimientos

Desde NaanDanJain Ibérica llevamos años desarrollando los mejores sistemas de riego por goteo para riego orientados a potenciar el cultivo de algodón.

Generalidades del sistema de riego por aspersión para el cultivo de algodón

El riego mediante aspersores se caracteriza por intervalos largos y un mayor volumen de agua por riego. Las necesidades estacionales de agua, estimadas en 400 – 500 mm (para el clima Mediterráneo) se dividen en 3 – 5 dosis. La dosis del primer riego tiene lugar aproximadamente 10 días antes del surgimiento de la primera flor, cuando hay una reducción de humedad del 40 – 50 % a una profundidad de 90 cm. La dosis final de riego debe realizarse cuando se produce el 25 % de la apertura de las cápsulas.

El crecimiento de la planta del algodón se realiza utilizando una «cámara de presión». Ésta cámara controla la altura y la prueba de humedad mediante un tensiómetro.

Si quieres ver todas las soluciones de riego mediante aspersión que ofrecemos, visita el siguiente enlace: Riego por Aspersión.

*Nota: Ver PDF para descargar información completa

Si desea obtener más información descargue la ficha técnica

Comparte esta aplicación en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Productos relacionados con esta aplicación