Icono Riego por goteo

Aplicaciones

Patata

El cultivo de la patata

El cultivo de la patata

El cultivo de la patata es crucial, ya que es un importante alimento de primera necesidad en la mayoría de los países. Es uno de los doce cultivos más importantes del mundo y se encuentra en el sexto lugar en cuanto a los niveles de producción en toneladas. La producción de papas se divide en tres categorías principales: consumo doméstico, uso industrial y semillas de reproducción.

El mercado moderno requiere un alto nivel de calidad y una amplia variedad de formas, tamaños, colores y densidades. Los mercados más importantes de producción son los de Europa Oriental, China, Estados Unidos e India.

La patata es una planta anual con un sistema de raíces superficiales de entre 30 y 40 cm. Los cultivos pueden realizarse exitosamente en suelos fértiles y bien drenados. Los más altos rendimientos se obtienen en suelos medianos. La papa es sensible a condiciones de humedad y a la temperatura del suelo y las hojas son sensibles a las heladas.

La papa ofrece una buena respuesta a la fertilización y a los suelos fértiles. En suelos con inadecuados niveles de fósforo y potasio, se requiere un alto nivel de fertilización del suelo antes de la siembra y se necesita una provisión constante de nitrógeno durante toda la temporada de cultivo. La papa puede ser cultivada en dos temporadas, dependiendo de las condiciones climáticas.

Consideraciones generales del acerca del cultivo de la patata

La patata es un cultivo muy exigente en agua, aunque un exceso reduce el porcentaje en fécula y favorece el desarrollo de enfermedades; por tanto, un buen manejo del riego representa uno de los factores más importantes que contribuyen al éxito y a la calidad del rendimiento de este cultivo, así como a la resistencia de la planta a las enfermedades.

El consumo anual de agua se estima en 4,000 -7,000 m3 /ha. Intervalos de riego 3 a 5 días mantienen la tensión de humidificación del suelo por debajo de 30 centibar, con el objeto de evitar valores extremos de potencial hídrico.

Desde la siembra, el estado hídrico del suelo tiene influencia sobre toda la evolución del cultivo. Las alternancias de períodos secos y húmedos dan lugar a modificaciones en la velocidad en el engrosamiento de los tubérculos; antes de la tuberización un ligero déficit hídrico favorece el desarrollo de raíces.

Durante el periodo de tuberización las necesidades hídricas pueden llegar hasta 80 metros cúbicos por hectárea y día, donde generalmente, el método de riego empleado en este cultivo es el de aspersión con instalaciones móviles.

Los aspersores de baja presión son los más recomendados ya que su gasto y potencia de bombeo son mínimos y el riego es de calidad aunque es exigente en mano de obra.

Sistemas de riego para el cultivo de la patata.

NaanDanJain dispone de dos sistemas de riego por aspersión para el óptimo riego del cultivo de patata: IrriStand y Amirit; ambos dos, productos diseñados para proporcionar una solución integral, en línea con una gestión eficiente de todas las etapas del cultivo.

Si desea obtener más información descargue la ficha técnica

Comparte esta aplicación en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Productos relacionados con esta aplicación