Icono Riego por goteo

Aplicaciones

Viña

el cultivo de la viña

El cultivo de la viña

El cultivo de la viña es algo con mucha historia. Las primeras evidencias respecto a la producción de vino fueron halladas en excavaciones arqueológicas que datan de entre el 5000 y 6000 AC, localizadas en Georgia e Irán. Hoy en día, las actuales uvas para vino se cultivan en ambos hemisferios, l ya mayoría de los viñedos se ubican entre los 30 y 50 grados al norte y sur de la línea del ecuador, desde Central Otago en Nueva Zelanda hasta Flen en Suecia.

Para producir vino hay que tener en cuenta un amplio rango de factores. Algunos de ellos son: variedades, altitud, topografía, dirección de la pendiente, tipo de suelo, condiciones climáticas estacionales y los microorganismos locales. Estos factores en conjunto forman lo que se conoce como “terroir”, traducido libremente como “un sentido del lugar”.

Condiciones generales del suelo para el cultivo de la viña

A pesar de que las uvas para vino pueden tolerar a la mayoría de los suelos, un buen drenaje y una adecuada profundidad (70-100 cm) son factores importantes. De la calidad del suelo depende en gran medida la calidad de la uva. Para tener un suelo óptimo hay que tener un cierto porcentaje de cal, piedra caliza y grava. Si el suelo es muy liviano, no resultará adecuado debido al riesgo de nemátodos. Por otro lado, si el suelo es pesado tampoco es del todo óptimo. Lo mejor es un suelo intermedio. Las uvas para vino pueden crecer en suelos en donde la cal activa es de hasta 40% y hay portainjertos (pies) que pueden soportar condiciones de salinidad. Un nivel ideal de pH para las uvas es 6,5, pero pueden crecer bien también con un pH entre 6,5 y 7,5.

Aunque las uvas óptimas para la producción de vino pueden tolerar la mayoría de suelos, es cierto que un buen drenaje y una adecuada profundidad son factores importantes para una perfecta cosecha.

Las uvas para vino pueden crecer en suelos donde la cal activa es hasta un 40% y hay portainjertos (pies) que pueden soportar condiciones de salinidad. Un nivel ideal de pH para las uvas es 6,5, pero pueden crecer bien también con un pH entre 6,5 y 7,5.

*Nota: Ver PDF para descargar información completa.

 

Si desea obtener más información descargue la ficha técnica

Comparte esta aplicación en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Productos relacionados con esta aplicación